Ullua

0

EL PETROLEO BAJA 13.5% EN EL AÑO Y REAVIVA FANTASMAS DE CRISIS

Admin 10 mayo, 2017

El precio del petróleo ha acentuado su caída en las últimas semanas, hasta alcanzar instancias de mínimo correctivo en torno a los 43,75 dólares, área desde donde se originó el rebote en curso. De esta forma, en lo que va del año el precio del commodity ha perdido un 13,5%; recorta al momento cerca del 40% de las fuerte ganancias acumuladas el pasado año 2016, que llevaron su cotización de niveles de 26 dólares en febrero del pasado año a máximos de 55,2 dólares en enero último.

Es a partir de este accionar de debilidad que muestra el commodity que comienzan a reaparecer fantasmas de mayores bajas, que en algunos casos incluso contemplan las chances de un regreso de la cotización hacia instancias de mínimos del pasado año en torno a los 26 dólares por barril. Sin embargo, en la presente nota estaremos evaluando con mayor detenimiento técnico el accionar desarrollado, para a partir de ello conocer los parámetros de contención de la baja en curso y así determinar si la baja se trata de una corrección temporal o bien podría tomar identidad de tendencia hacia los próximos meses.

Al igual que ya hemos advertido en artículos anteriores desde esta misma columna, tanto el pasado año como en el presente año, nuestra premisa indica que el piso alcanzado por el petróleo en febrero del 2016 en torno a los 26 dólares por barril ha sido significativo al bear market desarrollado desde el año 2008 por este commodity. Esta premisa surge principalmente debido a que en esas instancias de mínimo conseguido se alcanzaron tanto condiciones técnicas estructurales de baja como de precio, también de psicología, respondiendo con los patrones bases de un punto de inflexión al bear market desarrollado.

En relación con lo expresado más arriba, resulta considerar que la baja en curso desde comienzos de año, en torno a los 55-55,2 dólares por barril, se trata de un movimiento correctivo a todo el avance desarrollado el pasado año 2016. Si esta lectura es correcta, desde lo técnico surgen diferentes niveles de contención que debemos tener en cuenta para evaluar dónde podrá encontrar su piso la corrección, para que luego quede retomado el avance de precio.

La primera zona de contención de la baja se centra en los niveles alcanzados días atrás en torno a los 44-43,5 dólares, donde la baja recorta el 38,2% de Fibonacci a todo el trayecto de subida desarrollado desde el piso del año 2016. Dado que los precios han alcanzado ya esta zona y que desde entonces han intentado recuperar posiciones, bien podríamos considerar la posibilidad de que un piso correctivo haya sido conseguido con las últimas caídas y que ahora el petróleo se encuentre en condiciones de retomar la senda alcista, sin embargo no estamos convencidos de que esto sea así.

En efecto, uno de los motivos por el cual dudamos sobre las chances de una reanudación alcista directa se debe principalmente al nivel histórico de contratos a futuro abiertos (interés abierto) que se encuentra actualmente en el mercado, que por cierto superan los dos millones de contratos. Si bien es verdad que la baja del 13,5% en lo que va del año obligó a una cobertura importante de posiciones compradas por parte de los grandes fondos especulativos, que pasaron de una posición neta compradora a comienzos de año, por encima de los 500 mil contratos, a los niveles actuales por debajo de los 400 mil contratos netos compradores, el nivel histórico de exposición de contratos abiertos nos advierte de un mercado aún muy sobrepoblado, lo que genera mucha sensibilidad en los movimientos que pueda desarrollar hacia adelante.

Para confirmar un piso correctivo en los mínimos conseguidos de 44-43,5 dólares resulta clave que podamos ver recuperaciones inmediatas en el precio del commodity por encima de la zona de 48-50 dólares. Si este evento se diera, entonces sí podríamos considerar con mayor confianza técnica las chances de que el petróleo haya podido retomar la senda alcista, inicialmente buscando regresar los precios hacia los máximos de 55-55,5 dólares y más tarde acceder hacia instancias más ambiciosas en torno a los 60 dólares por barril.

Ahora, en tanto los precios no logren recuperarse de manera inmediata por encima de la zona de escollo propuesta en los 48-50 dólares por barril, entonces debemos saber que aún el commodity estará vulnerable y una nueva descarga o una cobertura de posiciones podría no sólo conducir el precio en las próximas semanas por debajo del mínimo de 44-43,5 dólares, sino incluso buscar instancias de soportes mucho más deprimidos, en torno a los 41-40 dólares por barril o bien la zona de 37-35 dólares por barril, para recién en esas instancias probar un piso correctivo y que la tendencia alcista pueda quedar retomada hacia adelante.

oilg

Entendemos entonces que desde lo operativo debemos ser cautos en el corto plazo para con este commodity, al menos hasta tanto no tengamos confirmación técnica con un quiebre alcista de los 50 dólares por barril. Sin embargo, más allá de esta cautela a corto plazo, vale destacar y reafirmar que desde nuestra perspectiva analítica esta baja del petróleo en el presente año se trata de un movimiento sólo temporal y que, más allá de profundizaciones aún posibles en la baja hacia instancias de soportes más deprimidos propuestos, esperamos luego que la senda alcista quede retomada y que en un mediano plazo puedan conseguirse objetivos de 60-63 e incluso superiores.

Actualmente sólo con caídas del petróleo por debajo de los 40 y luego 37-35 dólares nuestro optimismo de fondo para con este commodity quedará comprometido y entonces sí deberemos estar advertidos de un desarrollo bajista mayor, incluso que termine de llevar los precios de regreso hacia los mínimos del año 2016 o bien por debajo de ellos.

 

 

Leave a Comment

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!