Ullua

0

ARGENTINA EN WALL STREET

Admin 21 septiembre, 2016

Como es ya de público conocimiento, por estos días el presidente Mauricio Macri ha estado en Nueva York, visitando Wall Street, el centro del poder financiero mundial, buscando seducir banqueros y fondos de inversión, para que estos vuelvan a mirar al país como una alternativa.

“The New Argentina” fue el título de la presentación y entre las expresiones y las palabras que más resonaron se destacan: “reglas claras”, “previsibilidad”, “oportunidad”, “estabilidad”.

Obvio que este es un hecho de importancia y necesario para el retorno de la Argentina al mundo financiero global. Sin embargo, visto desde el lado del inversor, lo que debemos preguntarnos es si es suficiente para que los capitales externos se sumen de manera inmediata a la compra de activos financiero locales y con ello las acciones y los bonos continúen su escalada alcista.

De hecho, no podemos pasar por alto que las acciones locales han acumulado a lo largo de los últimos años avances porcentuales importantes, de igual modo que lo hicieron los bonos, justamente basados en las expectativas de un retorno de la Argentina al mundo financiero. Sin embargo, hoy que ese retorno es un hecho, el mercado y el inversor ya difícilmente sigan pagando precios por expectativa, sino que posiblemente exija que el ingreso de flujo del capital externo se haga efectivo y por ello debemos ser cautelosos, ya que ese ingreso de flujo externo ya no sólo estará dependiendo de condiciones atractivas del mercado local, sino también de lo que pueda pasar con los mercados del mundo.

Si repasamos la última vez que Argentina estuvo en Wall Street, buscando seducir justamente al inversor externo, fue hace exactamente diez años. De hecho, un 20 de septiembre del año 2006, luego de que el Gobierno de Néstor Kirchner lograra el acuerdo con deudores y la salida del default, se presentó en Wall Street con el mismo ánimo de seducción a los inversores externos y si bien el contexto internacional en ese momento aún era óptimo, justamente con una bolsa en Estados Unidos que superaba los máximos históricos del año 1999, con la burbuja de las tecnológicas, en la bolsa local comenzaba a notarse un comportamiento de cansancio de la tendencia alcista en curso y básicamente los avances adicionales que se observaban estaban principalmente influenciados por el crecimiento de la acción líder en ese momento, que era Tenaris, con una participación muy importante sobre el índice.

Ya sea por casualidad o no, esta condición de algún modo se repite diez años después, justamente cuando Argentina intenta insertarse nuevamente en el mundo financiero. De hecho, actualmente la bolsa estadounidense navega en zona de máximos históricos, al tiempo que el mercado local, si bien se mantiene en tendencia alcista, de algún modo la pendiente de crecimiento se desacelera, lo que nos pone en estado de alerta, principalmente sobre la sustentabilidad de esta tendencia alcista en curso.

 ARGENTINA EN WALL

Como se observa en la gráfica, la escalada alcista del índice Merval si bien se ha mantenido a lo largo de los últimos meses, en esta oportunidad impulsado principalmente por el crecimiento de la acción de Petrobras, como fue en el 2006-2007 con Tenaris, se observa un crecimiento mucho menos acelerado y trabado, que al menos amerita nuestra atención y nos sugiere ser cautelosos al momento de tomar decisiones.

Como mencionamos más arriba, gran parte del avance desarrollado por el mercado accionario local a lo largo de los últimos años ha estado fundamentado en las expectativas de cambio y de retorno a los mercados del mundo. Estas expectativas hoy son un hecho y por ello, para que el mercado pueda sustentar un mayor crecimiento en el precio de las acciones locales, será necesaria la llegada del flujo y habitualmente ese flujo no llega sólo basado en expectativas, sino con la confianza; esa confianza no necesariamente se logre de manera inmediata y a corto plazo.

En relación con lo expresado, insistimos en que el inversor local deber ser cauto. Creemos que en estos momentos se debe priorizar el trading por sobre el posicionamiento, que permite una salida rápida de las posiciones en caso de posibles y hasta saludables tomas de ganancias que puedan materializarse, quizás no sólo fundamentadas por condiciones locales, sino también por un contexto internacional que promete al menos mucha volatilidad para los próximos meses.

Leave a Comment

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!