Ullua

0

WALL STREET SOBREVIVIENDO AL MES DE OCTUBRE

Admin 19 octubre, 2016

Estamos transitando el mes de octubre y quienes conocen un poco la historia de Wall Street sabrán que no es un mes más. En efecto, ha sido en el mes de octubre cuando dio inicio la caída de la bolsa de Nueva York en el crash de 1929; ha sido también en octubre de 1987 cuando se desató el lunes negro, con una caída de la bolsa superior al 20% y ha sido en octubre del 2008 cuando se acentuó el nerviosismo mundial con respecto al futuro de muchas entidades financieras al borde de la bancarrota en plena crisis subprime.

Obviamente que también existen otras anécdotas de crisis importantes en meses diferentes a octubre para Wall Street, sin embargo las mencionadas arriba han sido las que más marcaron en la historia y es por ello que, llegado este mes, se reavivan las proyecciones agoreras y el nerviosismo de los operadores se encuentra a flor de piel; más aún cuando el mes se inicia con pérdidas como las acumuladas durante la primera quincena.

Lo concreto es que la historia es sólo eso, historia. Sin embargo, los mercados financieros no responden únicamente a patrones racionales, sino también a emociones, es por ello que la historia muchas veces juega un papel preponderante y hasta resulta útil para encontrar “excusas” bajistas o alcistas, ya que en definitiva el trader de mercado necesita de esas “excusas” para pescar oportunidades operativas.

Desde el pasado año 2015 los operadores y los analistas han venido advirtiendo que la finalización de la política de estímulos en Estados Unidos sería el fin de la fiesta bursátil, con lo cual cada vez que el mercado inició una corrección ha sido motivo para que los fantasmas de una nueva crisis reaparecieran. Fue así que tuvimos la crisis griega, el lunes negro de agosto del 2015, la crisis del petróleo, la crisis china, el inicio de suba de tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, en diciembre del 2015 e incluso el Brexit, hace poco meses. Sin embargo, la bolsa estadounidense, en todo este período, ha sabido defenderse de la presión vendedora y siempre ha encontrado motivos para recuperarse y mantenerse en instancias de máximos históricos.

Es verdad que a lo largo de los últimos dos años el mercado no ha entregado importantes retornos, salvo aquellos que han sabido leer como una oportunidad de compra las bajas asociadas a los diferentes eventos arriba detallados. Sin embargo, al mismo tiempo, a quienes advirtieron que cada uno de los ajustes era el inicio de la nueva crisis y han operado en consecuencia, no tengo duda de que les ha costado mucho dinero y estrés.

Análisis de la bolsa estadounidense

En primera instancia, un inversor, para saber de qué lado debe posicionarse, si comprador o vendedor, tiene que reconocer el plazo en el cual se quiere involucrar y la tendencia predominante en ese plazo.

En este sentido, si nos detenemos en el análisis de la tendencia de mediano plazo de la bolsa de Estados Unidos, es evidente que actualmente se mantiene alcista, es decir, respetando el patrón de comportamiento escalonado con pisos y techos ascendentes. Por lo mencionado, técnicamente aún no estamos en condiciones de advertir que sea momento de desarmar carteras compradoras de mediano plazo en este mercado, aunque sí alertar que es un mercado que muestra una tendencia alcista algo madura y, por lo tanto, tampoco debemos esperar grandes retornos, al menos de manera directa. En este sentido, ir tomando ganancias de algunas posiciones y buscando oportunidades en otras acciones o sectores algo más rezagados puede ser una buena alternativa de gestión.

dow sesm

Ahora, si nos detenemos en el análisis de corto plazo, las condiciones parecen ser diferentes y lo que se observa es cierto escalonamiento bajista en los precios que podría advertirnos la proximidad a una toma de ganancia mayor. En efecto, el avance del índice Dow Jones hasta el momento ha accedido hacia máximos históricos de 18.668 puntos en el mes de agosto pasado y desde entonces el mercado ha estado recortando posiciones, mostrando techos descendentes y contención compradora en la zona de 18.000-17.900 puntos.

djid

Por este motivo, advertimos que, en la medida en que no tengamos recuperaciones inmediatas del índice Dow Jones por encima de los 18.400-18.500 puntos, técnicamente en el corto plazo hay chances de ajustes adicionales, capaces de buscar la zona de 17.600-17.400 puntos, o bien instancias inferiores, en torno a los 17.000-16.700 puntos, para que luego la tendencia alcista de mediano plazo continúe su curso, buscando objetivos más ambiciosos, hacia los 18.670 puntos y quizás más cercanos a los 20.000 puntos de índice.

Es de público conocimiento que, por diferentes motivos, se avecinan meses importantes para Estados Unidos. Lo que pueda pasar con el resultado de la elección presidencial y la decisión que pueda tomar la Reserva Federal respecto a la tasa en diciembre próximo serán detonantes que seguramente otorguen volatilidad en el comportamiento. Por este motivo, será fundamental que el inversor priorice la gestión de su cartera, sabiendo diferenciar aquellas posiciones con horizonte de mediano plazo con respecto a las de corto plazo y evitando las decisiones emocionales por pronósticos de mercados que suelen ser muy “marketineros”, pero al mismo tiempo nocivos para nuestras inversiones.

Hace aproximadamente cincuenta años, el periodista deportivo Dante Panzeri escribió un libro muy reconocido en el ambiente del fútbol que dio en llamar Fútbol: dinámica de lo impensado, donde nos advierte que lo que ocurre realmente en un partido de fútbol lo organizan las circunstancias y lo decide lo imprevisto. Tomando esas palabras, yo diría que hoy los mercados financieros también forman parte de esta dinámica de lo impensado, donde las variables fundamentales impactan en menor o mayor medida de acuerdo con las circunstancias, obligándonos a tomar decisiones muchas veces imprevistas para la mayoría. Por este motivo es que las herramientas de análisis deben ser valoradas y utilizadas para reconocer oportunidades de inversión y, a partir de ello, hacer un buen manejo de los riesgos operativos, pero no para pronosticar eventos que la mayoría de las veces no se terminan materializando, o al menos se tornan poco efectivos para quien toma decisiones de inversión.

 

Leave a Comment

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!