Ullua

0

LA TASA DE ESTADOS UNIDOS MARCA EL RITMO DEL MERCADO

Admin 16 noviembre, 2016

El triunfo de Donald Trump como flamante presidente electo de Estados Unidos se ha hecho sentir en el mercado, no sólo por la volatilidad que han reflejado los precios de los diferentes activos financieros y la sorpresa de muchos, con subidas a máximos históricos de la bolsa estadounidense, tal como lo advirtiéramos en nuestra columna de la semana pasada, sino principalmente debido al fuerte incremento que se ha apreciado en la tasa de interés a diez años del bono del Tesoro estadounidense. Esto rápidamente repercutió con fuerte apreciación del dólar, lo que impactó de lleno en commodities y mercados emergentes, que sufrieron ajustes importantes.

Este comportamiento que eventualmente el inversor podría subestimar, entendiendo que se trata de una simple reacción emocional del mercado ante una noticia más bien inesperada, y donde se especula que la Reserva Federal de Estados Unidos finalmente subirá la tasa de referencia en la reunión del próximo mes de diciembre, podría traer más de un dólar de cabeza si el avance de tasa se convierte en tendencia hacia las próximas semanas e incluso hacia el próximo año 2017.

En este sentido, repasemos los parámetros técnicos que debemos cuidar en el comportamiento de la tasa de diez años del Tesoro norteamericano, para estar advertidos de algún modo sobre lo que pueda pasar hacia adelante con el resto de los mercados.

Análisis técnico de la tasa de diez años

Hacia el pasado mes de julio, el rendimiento del bono a diez años del Tesoro norteamericano había alcanzado su punto más bajo, en instancias de 1,33% y desde entonces se inició el proceso de recuperación en curso, que terminó de acentuarse en la última semana, tras el resultado de las elecciones en Estados Unidos, y que alcanzó niveles de 2,25-2,3 por ciento.

Analizando técnicamente este comportamiento alcista de tasa, podemos destacar la zona de 2,3%-2,5% de tasa como la principal contención a cuidar para la recuperación en curso. Si este avance se trata de un movimiento emocional y especulativo, pero que fallará en convertirse en una tendencia alcista mayor para adelante, entonces deberíamos esperar que quede contenido por esta zona y que desde aquí la tasa revierta a la baja, al menos buscando recortar de manera parcial este avance de los últimos meses. Ello implicaría un regreso hacia la zona de 1,95%-1,8% y allí buscar estabilidad por un tiempo.

Ahora, las condiciones cambiarían claramente si el avance de tasa continuara y así la zona de 2,3%-2,5% sería superada, ya que ello estaría liberando un movimiento de subida mucho más importantes del rendimiento hacia adelante, de donde se deprenden objetivos iniciales en la zona de 3,0%-3,10%, donde se concentran máximos de finales del año 2013. O bien instancias más ambiciosas y cercanas a la zona de 3,5%-3,8%, por donde pasa el promedio móvil de doscientos meses y una línea de tendencia bajista semilogarítmica histórica, en fuerza desde finales de la década del ochenta.

TASA10

Queda claro entonces que es aquí donde se concentra y donde debe concentrarse la atención del inversor al momento de evaluar lo que puedan hacer los mercados financieros del mundo hacia los próximos meses. Mientras la resistencia sugerida en tasa de 2,3%-2,5% no sea superada, creemos que no será necesario hacer grandes modificaciones en cartera e incluso hasta se podría considerar que la baja de la última semana para muchos activos del mercado emergente termine siendo una oportunidad de posicionamiento, a la espera de que el mercado recupere posiciones nuevamente.

Sin embargo, un quiebre alcista de la resistencia en tasa será un detonante de riesgo para el mercado internacional, que podrá potenciar el fortalecimiento del dólar y con ello castigar commodities y mercados emergentes. Así, sin lugar a dudas, obligará a tomar coberturas y redireccionar las carteras de inversión hacia un esquema más conservador.

 

 

Leave a Comment

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!